PRP Genital Femenino: Usos y aplicaciones

Ya conocemos las amplias bondades del Plasma enriquecido para la bio-regeneración y rejuvenecimiento de diversas zonas de nuestro cuerpo, principalmente en la zona facial, capilar y articulaciones, las cuales recuperan sus condiciones y vitalidad gracias a los factores enriquecidos que se re-infiltrados en el organismo mediante esta técnica.

Aunque no puedas creerlo, otra zona que puede ser revitalizada satisfactoriamente con el plasma enriquecido es el área vaginal, mediante el PRP Genital Femenino: Usos y aplicaciones. En este caso, los factores de crecimiento incentivan la producción de los fibroblastos responsables de la síntesis de colágeno, elastina y ácido hialurónico, componentes indispensables para mantener la estructura de los tejidos en la zona íntima de la mujer.  

Al mismo tiempo, debido a su acción regenerativa, el PRP logra estimular la angiogénesis, es decir, la formación de nuevos vasos sanguíneos, así como la mitogénesis, traducida en la formación de nuevas células. Gracias a ello, en forma casi inmediata podrás notar mejoras significativas en la zona íntima, entre ellas: menor resequedad y más lubricación, tratamiento de la atrofia, la flacidez, las discromías (alteraciones del color); así como mejoras en la textura, el tono, el color, el brillo y la luminosidad de la piel y mucosas, entre otros factores.

Sin duda alguna, tras la aplicación del plasma enriquecido, nuestra piel recupera su tonicidad y brillo, volviéndose más lisa, suave y joven. De igual manera, ocurre con la mucosa vaginal, ya que éste incentiva la secreción del ácido hialurónico, colágeno y elastina, mejorando así la lubricación del conducto vaginal y la sensación de placer durante las relaciones sexuales.

En general, es necesario realizarse entre 1 a 3 sesiones al año, para garantizar resultados satisfactorios. En muchos casos, algunas mujeres observan resultados en forma inmediata, mientras que, en otras féminas se requieren varias semanas para lograr los efectos deseados.

prp-genital-femenino

Rejuvenecimiento vaginal: orígenes

El primer caso de plasma enriquecido aplicado en la zona genital, fue realizada en el 2009 por Charles Runels, en Estados Unidos, quien comenzó a usarlo en la zona del clítoris y techo vaginal, para mejorar las condiciones del reconocido punto G femenino. Es uno de los tratamientos más demandados, toda vez que las pacientes aseguran tener una “mayor excitación, orgasmos más intensos y una piel más joven y suave alrededor de la vagina “.

En este caso, los resultados obtenidos se producen por una disminución del introito vaginal, favoreciendo así la fricción, rejuveneciendo y lubricando los genitales, con lo cual se obtiene un efecto positivo y placentero durante en el acto sexual.

Al mismo tiempo, para alcanzar un efecto renovador en la zona íntima femenina, son aplicadas otras técnicas, tales como:

 

Láser

Una de las principales ventajas de la aplicación de láser en la zona vaginal es que puede reforzar la estructura urinaria, evitando la incontinencia y la laxitud vaginal. Con el láser, se quema la superficie de las mucosas, a fin de que éstas formen células nuevas, tratamiento que es administrado con anestesia local. Esta técnica aplicada en la zona genital es prácticamente nueva, por lo que se desconocen sus efectos secundarios.

 

Inyecciones de PRP

La regeneración de los tejidos es uno de los beneficios obtenidos con las inyecciones de plasma rico en plaquetas (PRP), lo que permite nutrir las mucosas vaginales, hidratando la zona y evitando la resequedad; y al mismo tiempo, permito controlar problemas de incontinencia. Durante el procedimiento, a la paciente se le extrae una muestra de su sangre, la cual se centrifuga para separar plaquetas, plasma y glóbulos rojos. Este plasma enriquecido es re-infiltrado en las paredes superficiales de la vagina durante una sesión de 40 minutos, en promedio. Generalmente, es requerida una sesión de mantenimiento al año.  

 

Inyecciones de ácido hialurónico

El ácido hialurónico, infiltrado mediante micro-inyecciones, suele ser utilizado para aliviar la resequedad vaginal, provocada por la deficiencia de estrógenos y los cambios hormonales que suelen devenir con la menopausia. Como es lógico, una vagina reseca implicará dolor durante el acto sexual (dispareunia), y en general, molestias en la zona genital. No obstante, esta terapia permite alcanzar resultados satisfactorios y duraderos por 9 meses, lo que hace necesarias inyecciones de mantenimiento.

 

Lipofilling

La lipoestructura de relleno, mejor conocida como “lipofilling”, consiste en inyectar grasa de la misma paciente en la zona vaginal, específicamente en los labios mayores, para remodelar la zona y mejorar la flacidez. Es una intervención mejor, realizada con anestesia local, y que tienen una duración aproximada de dos horas. En estos casos, la paciente debe esperar un mes para reanudar su vida sexual y un 30 por ciento de la grasa se reabsorbe en tres meses.

 

Radiofrecuencia

Finalmente, se encuentra la Radiofrecuencia, procedimiento que consiste en el calentamiento de la mucosa de la zona íntima, para estimular la producción de colágeno que reafirme el tejido vaginal. Esta terapia permite recuperar la tonicidad muscular y la elasticidad de los genitales femeninos, controlando la incontinencia urinaria, entre otras cosas. La terapia es ejecutada por un equipo especializado, sin dolor, en dos o cuatro sesiones de 30 minutos con un periodo de descanso de dos semanas o un mes entre cada una.  

prp-genital-femenino-usos

Beneficios del PRP Vaginal

Como hemos dicho, los factores de crecimiento del PRP tienen la propiedad de estimular la regeneración del colágeno, la vascularización y la llegada de nutrientes necesarios para la reparación tisular, mejorando el tensado vaginal. Según los expertos en medicina regenerativa y especialistas en medicina ginecoestética, entre los principales beneficios del PRP Vaginal destacan:

  • Piel más joven y suave alrededor de la vagina
  • Mayor facilidad en la apertura vaginal
  • Disminución del dolor en mujeres con disparencia (coito doloroso)
  • Aumento de lubricación natural
  • Disminución de la incontinencia urinaria

 

¿Quiénes son candidatas al PRP Vaginal?

Básicamente, el tratamiento con PRP es realizado como un refuerzo hormonal y por su acción anti-envejecimiento. Es por ello, que son candidatas a este tratamiento, las mujeres en edades peri y menopáusicas con sequedad vaginal, que padezcan con una piel delgada en la vulva y la vagina. También para aquellas que sufran de incontinencia urinaria, entre otros padecimientos de la zona íntima.

Las candidatas a este tratamiento, deberán aplicarse de una a tres sesiones al año, para garantizar óptimos resultados.  

prp-genital-femenino-ventajas